CDPD realiza Charla abierta “Desarrollo de habilidades en el aula matemática”

Julio 11, 2017

_39A2065Durante la tarde del pasado jueves 15 de junio, se llevó a cabo en el auditorio de la Facultad de Educación la Charla abierta “Desarrollo de habilidades en el aula matemática”. La exposición estuvo a cargo de Marjorie Sanhueza García, Coordinadora Académica del Postítulo en Educación Matemática del CDPD.

La docente comenzó la charla explicando la importancia de actualizarse en el foco de aprendizaje actual, que corresponde a las habilidades de formación matemática, más que al contenido. En Educación Básica, según el Ministerio de Educación, esas habilidades serían cuatro: resolución de problemas, modelización/representación, comunicar y argumentar.

_39A2116Sobre la resolución de problemas, Sanhueza admitió que es un tema confuso, ya que los estudiantes se detienen poco en la resolución porque están estructurados a que está enmarcado dentro una unidad. Dicen “aquí hay que sumar, porque estamos viendo suma”, sin cuestionarse el asunto. “La resolución de problemas es tanto un medio como un fin. La idea es separarla de los ejercicios simples con resultado inmediato y que el estudiante, desde sus conocimientos, pueda llegar a una solución”, argumentó.

La docente destacó que, para lograr el aprendizaje, debe haber un análisis didáctico de una situación matemática. Para ello, como docentes, deben pensar en ciertos elementos ‘a priori’, tales como tener un contenido claro para trabajar, un objetivo para el alumno, condiciones de realización, dificultades, variables de aplicación didáctica y duración de los aprendizajes.

_39A2100En cuanto a la habilidad de representar o modelizar, la académica expuso que siempre ha estado presente como un recurso cuando se quiere graficar un conocimiento en algo concreto. “La idea de la representación es que los estudiantes logren visualizar la matemática en lo que están viendo […] Para esto, es necesario trabajar con la metáfora y la analogía”, explicó, ya que son métodos didácticos y entretenidos con los que se puede trabajar.

Luego, Sanhueza destacó la dificultad que hay en las habilidades de argumentar y comunicar matemáticamente. Los estudiantes deberían aprender a comunicar sus resultados de manera clara con sus compañeros, conversando. Además, la simplificación del lenguaje matemático no impediría un aprendizaje correcto. “La formalidad que le damos al lenguaje en la sala de clases, ellos [los estudiantes] no lo conversan así”, enfatizó la académica.

“El estudiante debe comunicar [oralmente] y escribir lo que está aprendiendo. Estas dos cosas no tienen por qué ir separadas. No sólo me interesa que comunique lo que sabe, sino también que su compañero, al escucharlo, pueda aprender también”, explicó Sanhueza sobre la importancia de la habilidad argumentativa en el aula, de que los estudiantes sean capaces de convencer al otro al ilustrar el camino que tomaron para llegar a cierto resultado.

_39A2161La docente expuso lo que el Programme for International Student Assessment (PISA) de la OCDE, dice sobre tres grupos de capacidades en la comunicación matemática: reproducción, conexión y reflexión. El nivel de reproducción aparece cuando un estudiante es capaz de expresar cuestiones matemáticas sencillas. El de conexión es similar, pero además el alumno puede comprender afirmaciones matemáticas de sus pares al escucharlos. En el tercer nivel de reflexión, además de comunicar y comprender, el estudiante logra establecer relaciones complejas y lógicas de nociones matemáticas.

Finalmente, la actividad cerró con una dinámica entre los profesores asistentes, donde el objetivo fue trabajar y comprobar la importancia de las habilidades repasadas durante la charla.