CDPD realizó ceremonia de titulación de Postítulos de Educación versión abril 2014

Julio 8, 2016

DSC06073

La tarde del miércoles 6 de julio, el Centro de Desarrollo Profesional Docente (CDPD) de la Facultad de Educación realizó su ceremonia de titulación, para los profesores y profesoras que participaron en los Postítulos de Educación con Mención en Primer Ciclo, Lenguaje y Comunicación, Educación Matemática y Ciencias Naturales, versión abril 2014. Cerca de 90 docentes recibieron sus diplomas que acreditan sus postítulos en las menciones de Primer Ciclo, Lenguaje y Comunicación, Educación Matemática y Ciencias Naturales.

La ceremonia se realizó en el auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra y en ella estuvieron presentes la directora del CDPD, Francisca Díaz, la coordinadora general de postítulos, Jahel Ramírez, y los coordinadores de los diferentes postítulos, entre otros, quienes celebraron la entrega de diplomas a los casi 90 docentes que cursaron las cuatro menciones.

La directora del CDPD, Francisca Díaz, felicitó a los egresados y junto con agradecer la confianza depositada en el Centro, les hizo una solicitud: “Quisiera pedirles que fueran generosos con las herramientas y con los conocimientos que pueden haber desarrollado en esta experiencia formativa. Sin duda creo que hay otros profesores que pueden verse beneficiados de esta experiencia, al interior de sus establecimientos”.

“Quiero pedirles que puedan abrir espacios de diálogo, de encuentro, de análisis y reflexión de problemas reales de la práctica, y que esta oportunidad de formación de desarrollo que han tenido los pueda transformar en líderes de su especialidad. En ese sentido, para nosotros sería una gran satisfacción poder llegar con nuestro trabajo a más profesores y beneficiar a otros”, manifestó.

La actividad contó con la intervención musical de la chelista Valentina del Canto y, luego de recibir los diplomas correspondientes, la profesora titulada del Postítulo de Educación Mención en Matemáticas, Carolina Contreras, habló en representación de sus pares: “Nosotros, los docentes y maestros de todo nivel, buscamos constantemente mejorar cada una de nuestras prácticas. Ejerciendo el trabajo más bello, más gratificante y de mayor compromiso, creamos día a día estategias que aborden las necesidades de nuestros niños. Bajo esa perspectiva nos acercamos a esta casa de estudios, ya que sabíamos que nos otorgaría herramientas didácticas, conocimiento profundo, y por sobre todo reflexión para hacer una mirada crítica ante la dinámica educativa de nuestro país”.

“Agradecemos a nuestra Universidad Diego Portales, especialmente al programa postítulos en educación, por haber confiado en nosotros, por hacernos docentes activos y creativos, por enseñarnos a generar cambios significativos, y especialmente, por valorar nuestra vocación, sosteniendo una visión de calidad durante estos dos años”, completó.

Para finalizar, la coordinadora del Postítulo de Lenguaje y Comunicación, Alejandra Ochoa, destacó el esfuerzo de los docentes que cursaron los programas: “Esta ocasión es para nosotros un momento de siembra y de cosecha, estamos orgullosos y satisfechos por los logros alcanzados por cada uno de ustedes”.

También resaltó que hace más de 10 años que la Universidad Diego Portales, a través del CDPD, aporta al desarrollo de los profesores y profesoras con los programas de Postítulo, asumiendo una misión pública al contribuir con oportunidades educativas al progreso de las personas y del país.

En este contexto, destacó que “es precisamente, la conciencia de esta misión la que nos insta continuamente a revisar cómo hemos implementado estas trayectorias formativas, de qué formas y en qué dirección podríamos mejorar nuestros programas de formación, brindando oportunidades de mejora para cada profesional y sus comunidades”.

Para finalizar, enfatizó la idea de que los profesionales titulados visualicen el postítulo recientemente concluido como una comunidad de aprendizaje extendida. “Se afirma que una comunidad de aprendizaje construye capital social horizontal, porque sus miembros aprenden en ella. Se caracteriza por un ambiente que promueve cooperación mutua, apoyo emocional y crecimiento personal. Podríamos afirmar entonces que el programa de postítulo constituye una comunidad de aprendizaje extendida, porque sus integrantes han podido ampliar esta comunidad inicial, diseminando prácticas cooperativas, compartiendo experiencia y liderando cambios en la práctica de aula”, concluyó.

Fuente: Facultad de Educación